Visión y Proposito



Nuestra visión y propósito, en perfecta obediencia al mandato de Jesús Nuestro Señor de "DISCERNIR LOS SIGNOS Y SEÑALES DE LOS TIEMPOS", es el difundir los Mensajes que para este tiempo final, Dios Padre esta recordando y explicitando a su Iglesia y al mundo a través de sus dos Ungidos y Testigos, es decir, los CORAZONES UNIDOS Y TRIUNFANTES DE JESÚS Y MARÍA, y así poder contribuir con su plan en el llamado y preparación de los DISCÍPULOS DEL FIN DE LOS TIEMPOS.


En cuanto a las Revelaciones y Profecías Privadas, que se publica en este Blog, en virtud de la derogación de los cánones 1399 y 2318 del Código de Derecho Canónico y de la vigencia del Decreto del Papa Urbano VIII, SOLO AL SANTO MAGISTERIO DE LA IGLESIA CATÓLICA, APOSTÓLICA Y ROMANA le corresponde determinar sus AUTENTICIDAD Y CARÁCTER SOBRENATURAL, a cuya decisión final dócilmente nos sometemos, sin olvidar, a San Pablo que nos exhorta: " No despreciéis las profecías; examinadlo todo y quedaos con lo bueno" 1ra. de Tesalonicenses 5;20 y San Juan Evangelista que nos profetiza: " Pero cuando EL, el Espíritu de la verdad, venga, os guiará a toda la verdad,...... y os hará saber lo que habrá de venir." Jn 16;13.

Sin embargo, ya que, la Iglesia no objeta en principio el difundir estas revelaciones privadas, mientras se las estudia por su contenido y frutos, esperamos que no se las busque por la sola satisfacción de la curiosidad, sino por un deseo VERDADERO DE CONVERSIÓN Y SALVACIÓN para el Alma, traducido en la realización de obras de Misericordia Concretas.

VISITA el CANAL de GLORIA TV - EVANGELIZACIÓN ESTRATÉGICA - Apostolado Mariano en la Evangelización ... (Clic AQUÍ)

miércoles, 18 de abril de 2018

(LOS CUATRO -4- MODELOS DE ROSARIOS A SAN JOSÉ) El Patriarca San José procedía del linaje del rey David, según la genealogía situada por san Mateo al inicio de su evangelio y de la tribu de Judá. Oriundo de Belén. Era artesano (carpintero), y vivía como tal en Nazaret. Pobre de bienes materiales. Es el esposo de la Virgen María y padre adoptivo de Jesús. Al tiempo de su desposorio se cree era de edad mediana. Es el encargado de proteger el nacimiento y la infancia de Jesús y velar por María…

Resultado de imagen para SAN JOSE

Sólo se conoce que a la pasión y muerte de Jesús, él ya había partido. Se supone que Jesús y María lo asistieron en su muerte y que fue sepultado en el valle de Josafat .

En el evangelio de Mateo (capítulo 1, versículos del 20-24) se relata el anuncio que el ángel le hace a José del nacimiento de Jesús. Acompaña a la Virgen en el momento del nacimiento del Salvador, es testigo de la visita de los pastores y de los magos de Oriente, presenta con María al Divino Niño en el templo, escuchando la profecía de Simeón.
Debe huir con Jesús niño y su madre a Egipto, para salvarlo de la matanza decretada por el rey Herodes, viviendo allí el destierro.
Regresa más tarde con su familia a Nazaret. Protagoniza con la Santísima Virgen la pérdida de Jesús en el templo y su hallazgo entre los doctores de la ley.
El evangelio lo llama “varón justo”. Se sabe poco de su muerte.

Aquí presentaremos 4 Rosarios distintos a San José.
En cada uno se comienza con la forma cristiana habitual:

+ Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos Señor Dios nuestro.
+ En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.


PRIMER ROSARIO
Primer misterio: Contemplamos a San José, EL HOMBRE JUSTO a los ojos de Dios.- (Mt. 1,18-21.24).
El nacimiento de Jesucristo fue así: María, su madre, estaba comprometida con José y cuando todavía no habían vivido juntos, concibió un hijo por obra del Espíritu Santo. José, su esposo, que era un hombre justo y no quería denunciarla públicamente, resolvió abandonarla en secreto.
Mientras pensaba en esto, el Ángel del Señor se le apareció en sueños y le dijo: “José, hijo de David, no temas recibir a María, tu esposa, porque lo que ha sido engendrado en ELLA proviene del Espíritu Santo. Ella dará a luz un hijo a quien pondrás el nombre de Jesús, porque ÉL salvará a su pueblo de todos sus pecados”.

Todo esto sucedió para que se cumpliera lo que el Señor había anunciado por el Profeta: ” La Virgen concebirá y dará a luz un hijo a quien pondrán el nombre de Emmanuel, que significa: ‘Dios con nosotros’”.
Al despertar, José hizo lo que el Ángel del Señor le había ordenado y recibió en su casa a su esposa. Y sin que tuvieran relaciones dio a luz un hijo al que José puso el nombre de JESÚS.
Reflexión: San José se adhirió, con total confianza, al proyecto de Dios sobre él. ¿Y nosotros nos dejamos guiar en nuestras opciones por la Palabra de Dios y por la Palabra de la Iglesia?.-
(Padrenuestro, 10 Ave María, Gloria …)
Segundo misterio: contemplamos a San José, EL ESPOSO VIRGINAL, de María Santísima. (Lc. 1,34-38).
María entonces dijo al Ángel: “¿cómo podré ser madre, si yo no convivo con ningún hombre?”. “El Espíritu Santo descenderá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra. Por eso el Niño será Santo y se lo llamará Hijo de Dios. También tu parienta Isabel concibió un hijo a pesar de su vejez, y la que era considerada estéril ya se encuentra en su sexto mes de embarazo, porque no hay nada imposible para Dios”.
María dijo entonces: “Yo soy la servidora del Señor; que se cumpla en mí lo que has dicho”. Y el Ángel se alejó.
Reflexión: El matrimonio, entre bautizados, es sacramento, signo del amor entre Cristo y la Iglesia. Es un camino hacia la santidad cristiana. El matrimonio se vive cristianamente cuando el diálogo, el mutuo amor, la misma procreación y la educación de los hijos corresponden plenamente al proyecto de Dios expresado en la Palabra revelada y en la enseñanza de la Iglesia. La Sagrada Familia de Nazareth sea para todas las familias modelo de unión, virtudes domésticas y santidad.
(Padrenuestro,10 Ave María, Gloria…)
Tercer misterio: contemplamos a San José, EL EMIGRANTE LLENO DE CONFIANZA ,en la huída a Egipto. (Mt. 2, 13-15).
Después de la partida de los Magos el Ángel del Señor se apareció en sueños a José y le dijo: “Levántate, toma al niño y a su madre, huye a Egipto y permanece allí hasta que yo te avise, porque Herodes va a buscar al niño para matarlo”. José se levantó de noche, tomó al niño y a su madre, y se fue a Egipto.
Allí permaneció hasta la muerte de Herodes, para que se cumpliera lo que el Señor había anunciado por medio del Profeta:” Desde Egipto llamé a mi hijo”.

Reflexión: Los padres cristianos tienen que poner su mayor cuidado para defender a sus propios hijos en la vida física, moral y espiritual. Hay muchos “Herodes” en el mundo de hoy, que causan un inmenso peligro especialmente para los pequeños.
(Padrenuestro, 10 Ave María, Gloria…)
Cuarto misterio: contemplamos a San José, EL SABIO JEFE de la Sagrada familia. (Lc.2,51-52; Mt.13,54-55a).
Y Jesús regresó con sus padres a Nazareth y vivía sujeto a ellos. Su madre conservaba cuidadosamente todas estas cosas en su corazón. Jesús iba creciendo en sabiduría, en estatura y en gracia delante de Dios y de los hombres.
Jesús, volviendo a su Patria, enseñaba en la Sinagoga, de tal manera que se decían maravillados:”¿ No es este el hijo del carpintero?”.
Reflexión: Una familia se rige también por la presencia sabia, atenta y cariñosa del padre. El diálogo entre padres e hijos y la oración en común ayudará a la familia a descubrir y realizar el proyecto de Dios.

(Padrenuestro,10 Ave María, Gloria …)
Quinto misterio: contemplamos a San José, EL FIEL OBSERVANTE de las fiestas religiosas. (Lc. 2, 41-43).
“Los padres de Jesús iban todos los años a Jerusalén en la fiesta de Pascua. Cuando el niño cumplió doce años, subieron como de costumbre y acababa la fiesta, María y José regresaron, pero Jesús permaneció en Jerusalén sin que ellos se dieran cuenta”.
Reflexión: La religión debe vivirse también “juntos” en familia. Los padres no deben decir a sus hijos: “¡Vayan a misa…, vayan a la iglesia…, vayan a confesarse…, recen las oraciones!”. Los padres deben decir en cambio: “¡Vamos a misa, a confesarnos, etc…”!. La vida familiar es una vida de comunión, debe sentirse y vivirse comunitariamente, con mucha fuerza.
(Padrenuestro, 10 Ave María, Gloria …)

SEGUNDO ROSARIO
Oración: Oh San José, que con amor trabajaste la madera para en esta vida, vida pasajera, a tu familia el pan de cada día proveer; Oh San José, ahora en el cielo con Cristo, que extendido en el madero en el que vida eterna al hombre dio, enséñanos a reconocer en el quehacer de cada día el camino hacia Dios.
1-Por el tiempo que a María esperaste, danos la virtud para en silencio pacientemente esperar, esto es danos la paz.

Padrenuestro, cinco Avemarías, un Gloria y la jaculatoria:
Amado San José haz crecer en mí la fe, que en ella buscaré, la esperanza y caridad.

2-Por aceptar en castidad para María desposar, danos la virtud para vivir en pureza y castidad.
3-Por aceptar la paternidad de Jesús, danos la virtud para sólo hacer la voluntad de Dios.
4-Por el día que todo dejaste para tu Hijo salvar, danos la virtud para cumplir lo que Dios pida y vivir, como Tú, en santa obediencia.
5-Por el día que tu Hijo encontraste hablando con sabiduría y callaste, danos la virtud de callar y aprender a escuchar al que en nombre de Dios habla.
Oración: Tú, San José, patrono de las familias, protector de la Iglesia, defensor de la niñez y fiel guardián de las madres, ayúdanos para recibir la gracia y alcanzar así las virtudes gloriosas de tu corazón en la castidad, en la prudencia, en la justicia y en la humildad. Amén.
Para terminar: Oración por el Santo Padre para que nos conduzca al triunfo del Inmaculado Corazón de María y del Sagrado Corazón de Jesús:
Padrenuestro, tres Avemarías y Gloria.

TERCER ROSARIO
Está compuesto por nueve misterios, divididos en tres partes. Cada una de ésta partes está compuesta por una década de cuentas, haciendo un total de 30 cuentas en honor a los 30 años que San José pasó en compañía de Jesús y María. En cada una de las cuentas se reza un Ave María y se termina cada década con un Gloria al Padre.
Los Misterios son los siguientes:
Misterios de la Primera década:

1. La Encarnación
2. La perplejidad de San José (ante el embarazo de la Santísima Virgen)
3. El nacimiento de nuestro Señor Jesucristo en Belén.

Misterios de la Segunda década:

1. La Presentación del Niño Jesús en el Templo.
2. La Huida a Egipto.
3. El niño Jesús hallado en el templo.

Misterios de la Tercera década:

1. La vida oculta de Jesús en Nazaret.
2. La muerte de San José.
3. La coronación de San José en el cielo.

Al concluir el Rosario de se rezan tres actos de contrición y se le pide a San José que obtenga el perdón y la misericordia.

CUARTO ROSARIO
Oh santo patrono de los moribundos, te ofrezco humildemente este piadosos ejercicio de meditación y de plegarias, por cuantos se encuentran hoy en agonía y por mi, cuando llegue mi última hora.
Misterios gozosos (lunes y jueves)
Primer misterio: Contemplamos el gozo de san José cuando el ángel le anunció que María, su Virgen esposa, llevaba en su seno al Hijo de Dios.

Rezar Padre Nuestro, 10 Gloria y la oración:
Oh San José, Padre adoptivo de Jesucristo y verdadero esposo de María Virgen, ruega por nosotros y por los agonizantes en este día.

Segundo misterio: Contemplamos el gozo de san José cuando se entera que Santa Isabel había saludado a María con el nombre de Madre de Dios y el prodigio de las predicciones de Zacarías.

Rezar Padre Nuestro, 10 Gloria y la oración:
Oh San José, Padre adoptivo de Jesucristo y verdadero esposo de María Virgen, ruega por nosotros y por los agonizantes en este día.

Tercer misterio: Contemplamos el gozo de san José cuando al nacer el Divino redentor, vio que los ángeles bajaban del Cielo y los pastores corrían a adorarlo y lo reconocían por el suspirado Mesías.

Rezar Padre Nuestro, 10 Gloria y la oración:
Oh San José,. Padre adoptivo de Jesucristo y verdadero esposo de María Virgen, ruega por nosotros y por los agonizantes en este día.

Cuarto misterio: Contemplamos el gozo de san José cuando en la presentación en el templo, siente que Simeón profetiza la salvación llegada al mundo por el recién nacido Salvador

Rezar Padre Nuestro, 10 Gloria y la oración:
Oh San José, Padre adoptivo de Jesucristo y verdadero esposo de María Virgen, ruega por nosotros y por los agonizantes en este día.

Quinto misterio: Contemplamos el gozo de san José cuando después de tres días de afanosa búsqueda, su Hijo Jesús es hallado en el templo.

Rezar Padre Nuestro, 10 Gloria y la oración:
Oh San José, Padre adoptivo de Jesucristo y verdadero esposo de María Virgen, ruega por nosotros y por los agonizantes en este día.

Misterios dolorosos (martes y viernes)
Primer misterio: Contemplamos el dolor de san José al ver nacer a Jesús en un establo de tanta pobreza.

Rezar Padre Nuestro, 10 Gloria y la oración:
Oh San José, Padre adoptivo de Jesucristo y verdadero esposo de María Virgen, ruega por nosotros y por los agonizantes en este día.

Segundo misterio: Contemplamos el dolor de san José ante la circuncisión de Jesús, que por cumplir las leyes tuvo que soportar el recién nacido Salvador.

Rezar Padre Nuestro, 10 Gloria y la oración:
Oh San José, Padre adoptivo de Jesucristo y verdadero esposo de María Virgen, ruega por nosotros y por los agonizantes en este día.

Tercer misterio: Contemplamos el dolor de san José soportado al tener que huir a Egipto para alejar a Jesús de la furia de Herodes.

Rezar Padre Nuestro, 10 Gloria y la oración:
Oh San José, Padre adoptivo de Jesucristo y verdadero esposo de María Virgen, ruega por nosotros y por los agonizantes en este día.

Cuarto misterio: Contemplamos el dolor de san José soportado cuando por tres días, junto a María, lloró la pérdida de su querido Hijo Jesús.

Rezar Padre Nuestro, 10 Gloria y la oración:
Oh San José, Padre adoptivo de Jesucristo y verdadero esposo de María Virgen, ruega por nosotros y por los agonizantes en este día.

Quinto misterio: Contemplamos el dolor de san José soportado en su agonía al separarse de Jesús y de María.

Rezar Padre Nuestro, 10 Gloria y la oración:
Oh San José, Padre adoptivo de Jesucristo y verdadero esposo de María Virgen, ruega por nosotros y por los agonizantes en este día.

Misterios gloriosos (domingos, miércoles y sábados)
Primer misterio: Contemplamos la gloria de san José al ser elegido esposo de María, padre adoptivo de Jesús y cabeza de la sagrada Familia.

Rezar Padre Nuestro, 10 Gloria y la oración:
Oh San José , Padre adoptivo de Jesucristo y verdadero esposo de María Virgen,
ruega por nosotros y por los agonizantes en este día.

Segundo misterio: Contemplamos la gloria de san José al ver los doctores de la ley escuchar atónitos las palabras de Jesús de doce años y demorarse junto a su Hijo.

Rezar Padre Nuestro, 10 Gloria y la oración:
Oh San José, Padre adoptivo de Jesucristo y verdadero esposo de María Virgen, ruega por nosotros y por los agonizantes en este día.

Tercer misterio: Contemplamos la gloria de san José al ver que durante treinta años fue obedecido, obsequiado y servido por el Hijo de Dios.

Rezar Padre Nuestro, 10 Gloria y la oración:
Oh San José, Padre adoptivo de Jesucristo y verdadero esposo de María Virgen, ruega por nosotros y por los agonizantes en este día.

Cuarto misterio: Contemplamos la gloria de san José después de haber muerto en los brazos de Jesús y de María. Se vio recibido, entonces, por los Santos patronos del Limbo y por ellos saludado como primero de los Patriarcas y afortunado anunciante.

Rezar Padre Nuestro, 10 Gloria y la oración:
Oh San José, Padre adoptivo de Jesucristo y verdadero esposo de María Virgen, ruega por nosotros y por los agonizantes en este día.

Quinto misterio: Contemplamos la gloria de san José al verse en el Cielo, obsequiado por los Angeles y santos, invocado en la tierra como primer y principal Patrono de la Iglesia católica..

Rezar Padre Nuestro, 10 Gloria y la oración:
Oh San José, Padre adoptivo de Jesucristo y verdadero esposo de María Virgen, ruega por nosotros y por los agonizantes en este día.

Se añaden 3 Ave Marías a la Virgen en conmemoración de la participación que tuvo en los dolores, en los gozos y en la gloria de san José. 

lunes, 16 de abril de 2018

Él era pastor pentecostal; ella «ferozmente anticatólica»... la salud y Newman les cambiaron. Un día ella resopló, se separó del ordenador echándose para atrás y le dijo a su marido: ´¡Dios mío, vamos a tener que hacernos católicos!´



Él era pastor pentecostal; ella «ferozmente anticatólica»... la salud y Newman les cambiaronEn la conversión de Ken y Alliston no hay más elementos extraordinarios que su amor a la verdad y su conformidad a la voluntad de Dios.

"Mi marido creció muy a gusto como protestante, asistiendo a iglesias baptistas o congregacionalistas, y yo crecí ferozmente anticatólica, asistiendo a iglesias baptistas independientes o no denominacionales. Ambos estábamos convencidos de que todos los demás no eran realmente cristianos, en particular los católicos, a quienes considerábamos los más peligrosos porque creían que lo eran", recuerda Alliston en el testimonio recogido el 24 de noviembre en Catholic Sistas, que titula expresivamente como De la confusión cristiana a la claridad católica.

A gusto en el pentecostalismo

Tras su matrimonio, ella y Ken, marine, se trasladaron a Carolina del Norte, donde la iglesia que más les gustaba era de las Asambleas de Dios, una de las mayores organizaciones pentescostales: "La predicación era exaltada, los servicios largos y emotivos, y la música te llevaba desde las profundidades del llanto a las alturas de la danza. Era agotador y vigorizante".

Ken se fue involucrando más, se formó teológicamente y se convirtió en ministro de las Asambleas de Dios, pastor a tiempo parcial y predicador sustituto en sus dos últimos años en el Cuerpo. Tuvieron un niño, se trasladaron a Arkansas, y allí Ken empezó a trabajar en proyectos de rehabilitación de alcohólicos y drogadictos.

La enfermedad del pequeño que selló una etapa

Fue entonces cuando le diagnosticaron al pequeño fibrosis quística: "Comenzaron meses, incluso años, de infierno", sintentiza Allison. Y, sin embargo, fue el principio de su conversión.

¿Por qué? Las Asambleas de Dios se basan en las 16 Verdades Fundamentales, la duodécima de las cuales es: "La sanación divina es una parte integral del Evangelio. Laliberación de la enfermedad fue provista en la expiación y es un privilegio de todos los creyentes“.

"Suena genial, ¿verdad?", dice Alliston: "Pero ¿cómo sonaba esta ´verdad´ en nuestra vida real. He aquí algunas de las cosas que nos decían, que incluso nos gritaban". Y recuerda: "No lo aceptes. La enfermedad viene de Satanás. Quédate ante el altar hablando en lenguas hasta que obtengas la sanación. Basta con que creas que está curado. Si tienes fe, sucederá. Así está prometido".

"La otra cara de la moneda de esta espiritualidad marchita", continúa, "es que, cuando una sanación no ocurre, es que algo funciona mal en quienes rezan... en nosotros. Nuestra fe. Nuestra vida de oración. Nuestra confianza en Dios. Nuestro culto a Dios. Teníamos un pecado oculto. No amábamos a Dios lo suficiente. No amábamos a los demás lo suficiente. No cantábamos o no hablábamos en lenguas lo suficiente. Si la sanación es ´un privilegio de los creyentes´... entonces es que no éramos verdaderos creyentes".

Apacible vida protestante... si no hubiesen buscado la Verdad

Regresaron a Carolina del Norte a una pequeña comunidad rural donde Ken hacía de pastor, pero fue "aún peor", pues "si obviamente Ken no tenía la fe y el amor a su hijo suficientes para que el niño sanase, entonces no le querían dirigiéndoles y rezando por ellos". Tuvieron un segundo hijo, volvieron a Arkansas, pero aunque Ken ya había cumplido los cinco años de ministerio que permitían su ordenación, prefirió dimitir.

Se alejaron de las Asambleas de Dios, volvieron a la primitiva denominación evangélica en la que habían contraído matrimonio, Ken empezó a trabajar en el ámbito de la salud mental y la educación de adultos, tuvieron un tercer hijo -una niña- y empezaron "una apacible vida de respetables protestantes".

Él empezó a profundizar en el estudio de la autoridad en la Iglesia, y ella en el de las posturas ante el aborto de las distintas denominaciones: "De alguna forma -fue, por supuesto, el Espíritu Santo-", recuerda Alliston, "ambos acabamos estudiando las posiciones de la Iglesia católica sobre nuestros respectivos ámbitos de estudio".

Irritación

Decidieron investigar la pretensión de la Iglesia católica de haber sido fundada por Jesucristo mismo. Compraron "montones de libros": "Nos levantábamos temprano para leer y nos pasábamos las noches leyendo. Nos interrumpíamos uno al otro, excitados e irritados, porque yo sólo tenía un año de estudio de la Biblia, pero Ken tenía dos licenciaturas en seminarios fundamentalistas y estaba furioso al ver que los primeros cuatrocientos años de historia de la Iglesia habían sido ampliamente ignorados, y que de San Agustín y Santo Tomás de Aquino apenas le habían enseñado más que un par de breves citas. Alguien mentía".

Se compraron el Catecismo de la Iglesia Católica, así como libros de George Weigel y otros de apologética: "Estabamos sorprendidos, incluso chocados". 

"María como Nueva Arca de la Alianza, la comunión de los santos, la totalidad de las Escrituras, la Iglesia como fundamento de la verdad, y especialmente la Presencia Real... ¡mi brillante marido historiador y teólogo se enamoró!", exclama Alliston. Estudiaron las obras del Beato John Henry Newman, "que siguió la pista, siglo a siglo, de las verdades que los anticatólicos desdeñaban como creencias paganas procedentes de la corruptora influencia de Roma", comprobando que "se habían creído y practicado mucho antes de que el emperador Constantino legalizase el cristianismo, antes incluso de que se codificase el Nuevo Testamento".

"Ya somos católicos"

"Nos pusimos muy nerviosos", continúa la mujer de Ken: "Comprendimos que esto ya no era sólo un estudio interesante, sino una búsqueda de la Verdad. Empezamos a leer literatura anticatólica y manuales académicos para compensar, pero encontramos que cuando no confirmaban la historia de la Iglesia, la exponían descuidadamente o falsificaban sus enseñanzas".

"Una noche", concluye Alliston, "resoplé, eché la silla hacia atrás separándome del ordenador y le miré con ojos interrogantes: ´¡Dios mío, vamos a tener que hacernos católicos!´, le dije. ´Ya lo somos en nuestro corazón y en nuestra mente´, me contestó. Yo ya no estaba inquieta. Sólo pensaba en lo que íbamos a afrontar. Ken nunca volvería a predicar. Perderíamos la cómoda compañía de nuestra amable y pequeña iglesia. Tendríamos que explicar a los niños mayores, de 7 y 9 años, lo que habíamos aprendido y lo que teníamos que hacer. Nos trasladaríamos a un terreno eclesiástico con el que no estábamos familiarizados".

Y así lo hicieron: "Puesto que estábamos convencidos de que la Iglesia era el mecanismo de transmisión de la Verdad establecido por Nuestro Señor Jesucristo mismo, escribimos una carta a nuestro pastor y al consejo de la comunidad, dimitimos de nuestros cargos, informamos de nuestros planes y les agradecimos su amistad y compañerismo". 

"Luego llamamos a la única iglesia católica del pueblo y concertamos una cita": así, sin alharacas ni grandilocuencia, con el sello de la autenticidad, concluye el testimonio de Allison.


viernes, 13 de abril de 2018

(Vídeo) LOS ÚLTIMOS DÍAS Y LA ETAPA FINAL DEL FIN DE LOS TIEMPOS ¿ Cuales son la -18- características bestiales que tendrán los hombres hacia los últimos días en el fin de los tiempos y su relación con la marca de satanás, el numero 666 ? ¿ Ha entrado la iglesia y la humanidad realmente en ese tiempo final ? ¿ Cual seria el papel y rol de la Santísima Virgen durante ese denominado tiempo ? ¿ Quiénes y cuales son los apóstoles del fin de los tiempos ?




(Vídeo) San Luis María Grignon de Montfort, nos revela por el Espíritu Santo, que los Santos Ángeles y Arcángeles rezan millones de veces el Santo Rosario, y que de todos ellos, San Miguel Arcángel es el más celoso en hacerlo y que así se haga ¿ Eres un VERDADERO DEVOTO de San Miguel Arcángel, rezas el Santo Rosario cómo lo hace él, y ruegas a la Santísima Virgen como lo ruega él ?


Primera Parte


Segunda Parte


(Video) EL TRATADO DE MONTFORT ES LA MEJOR Y MAS PODEROSA SEMILLA DE DIOS PARA ESTOS TIEMPOS, CUMPLIÉNDOSE ASÍ LAS PROFECÍAS DE MARÍA SANTÍSIMA EN EL PLAN DE LA SALVACIÓN DE LOS HOMBRES. Por otro lado, ¿ Has leído, recibido o tienes el tratado de la verdadera devoción a María ? Si es así, este mensaje es también para ti ¿ Descubre la gran diferencia entre ser verdadero servidor de María o ser esclavo de Satanás ?



domingo, 8 de abril de 2018

¿Sabías que Después de Morir Tendrás Dos Juicios? mira Cómo Será para Ti el Juicio Final de Dios. Cristo vendrá por segunda vez y establecerá su justicia sobre la Tierra. Luego del Juicio Particular que Dios nos hace cundo morimos, cuando Jesús venga por segunda vez, se producirá el Juicio Final y definitivo. Jesús ha dejado diversas palabras al respecto, que la Iglesia ha ido meditando y entendiendo. Recordemos que la Iglesia Católica escribió el Nuevo Testamento, pero también una parte de las enseñanzas de Cristo quedaron de “forma oral” y ha habido una serie de revelaciones extra bíblicas posteriores

parusia

El juicio final sucederá al final de los tiempos. ¿Cuándo? Nadie sabe el día y la hora, sólo el Padre. ¿Cómo pasará? Jesús lo bosqueja, pero llegar a entenderlo es un tanto complicado.

Hay muchas preguntas que empiezan a surgir. Aquí trataremos de establecer lo que la Iglesia ha discernido sobre el Juicio Final. Naturalmente hay otras profundizaciones extra bíblicas que pueden ser complementarias, pero no las trataremos en detalles.
Leer además
reloj del juicio final

RESUCITARÁN LOS MUERTOS

“La resurrección de todos los muertos, “de los justos y de los pecadores” (Hch 24, 15), precederá al Juicio final. Esta será la hora en que todos los que estén en los sepulcros oirán su voz […] y los que hayan hecho el bien resucitarán para la vida, y los que hayan hecho el mal, para la condenación” (Jn 5, 28-29).” Catecismo 1038

Todos vendrán a la vida, volverán a su cuerpo, tomando formas “especiales”. No es una reencarnación. Es un volver a lo que ya se nos ha dado.

Estos cuerpos ¿serán como lo que somos?
Cambiarán pues no sufrirán dolores ni muerte (pero ojo que los condenados sufrirán por estar lejos de Dios).
Podrán ir donde el alma desee (algo parecido a San José de Cupertino que levitaba hacia ciertos lugares, o el Padre San Pío que podría estar con una rapidez en otros lados)
Podrán atravesar los cuerpos materiales, y serán tan claros y brillantes como lo fueron en esta vida.
Aún con estas ideas no se puede imaginar la gloria que Dios ha preparado para los que se salven. Pues los condenados no tendrán esto, serán lo que hicieron acá.
“Entonces, Cristo vendrá “en su gloria acompañado de todos sus ángeles […] Serán congregadas delante de él todas las naciones, y él separará a los unos de los otros, como el pastor separa las ovejas de las cabras. Pondrá las ovejas a su derecha, y las cabras a su izquierda […] E irán éstos a un castigo eterno, y los justos a una vida eterna.” (Mt 25, 31. 32. 46).” Catecismo 1038
juicio-final-fray-angelico

CRISTO VENDRÁ EN SU GLORIA

“Entonces aparecerá en el cielo la señal del Hijo del Hombre. Mientras todas las razas de la tierra se golpeen el pecho verán al Hijo del Hombre viniendo en las nubes del cielo, con el Poder divino y la plenitud de la Gloria. Mandará a sus Ángeles, los cuales tocarán la trompeta y reunirán a los elegidos de los cuatro puntos cardinales, de un extremo a otro del mundo.” (Mt. 24, 30- 31).
“Cuando el Hijo del Hombre venga en su Gloria rodeado de todos sus Ángeles,se sentará en su Trono como Rey glorioso.” (Mt. 25, 32).
Dos extractos de la Biblia nos ilustran cómo será la venida de Jesús.
Sobre las nubes, con multitud de ángeles y se sentará en su trono. El que viene es el Hijo, que es Dios, con dos naturalezas la divina y la humana. ¿Cómo se verá? ¿Cómo será su gloria? ¿Cómo ha de ser?
Definitivamente Jesús es amor, por lo tanto, no puede separarse del amor grande que nos ha tenido (dando su vida por nuestra salvación) y obedeciendo al Padre: por ello traerá los estigmas.

Las heridas en pies, manos y costado serán la señal que es Cristo, y no alguien más. Ya alguna vez el enemigo quiso pasarse por Cristo glorioso, y los santos han notado este detalle. Jesús traerá las heridas, heridas de amor.

Pues como todo poder se le ha dado, vendrá con todo su esplendor y la cruz le precederá.
segunda-venida 1



COMO REY SEPARARÁ MALOS DE BUENOS

Todo el mal que hacen los malos se registra y ellos no lo saben. El día en que “Dios no se callará” Se volverá hacia los malos: “Yo había colocado sobre la tierra —dirá Él—, a mis pobrecitos para vosotros. Yo, su cabeza, gobernaba en el cielo a la derecha de mi Padre, pero en la tierra mis miembros tenían hambre. Si hubierais dado a mis miembros algo, eso habría subido hasta la cabeza. Cuando coloqué a mis pequeñuelos en la tierra, los constituí comisionados vuestros para llevar vuestras buenas obras a mi tesoro: como no habéis depositado nada en sus manos, no poseéis nada en Mí”” San Agustín, Sermón 18, 4, 4
Ante Jesús, todo se sabrá entre cada hombre y DiosTodo hasta lo más insignificante será puesto al descubierto. Cada cosa que se hubiera hecho en lo terreno, estará “registrada”.
San Agustín nos está diciendo que Dios se vuelve hacia cada persona y le dirá que no le dieron de comer, y el Evangelio dice sigue diciendo si fueron a ver a los enfermos, los presos etc. Este es el tema de la obras de misericordia.
Santa Faustina ha insistido en que ser misericordioso nos ayudará para que Él lo sea con nosotros. Porque Jesús juzgara lo que hiciste en la tierra, pero verá esos detalles.
La misericordia pesará más que la justicia y le ganará. Por eso Jesús ha de decirles a los apóstoles y a los que predicaba: Sean misericordiosos como su Padre es misericordioso. Él hace salir el sol sobre buenos y malos…
Por eso vivan portándose como si ya fuera a suceder. Jesús no reveló cuando juzgará, solo mencionó que será al final de los tiempos. Ni siquiera Él sabe cuándo pasará. Sólo el Padre sabe el día y la hora.

Este juicio triunfará sobre toda injusticia cometida. En ese momento se sabrá la última palabra que dará sobre toda la historia. Hacia donde Dios nos quería conducir, como la Providencia llevó a todos por caminos admirables conduciendo todo hacia el fin último.

segunda venida de cristo

SEÑALES DE SU VENIDA

San Mateo en el Evangelio recoge las diferentes señalesEl mundo ha venido esperando este acontecimiento, pero muchas de las cosas que Jesús dice se repiten, por eso ha de estar el católico preparado.

En el versículo 5 y 11 del capítulo 24 señala que habrá muchos profetas y Cristos que engañarán.

¿Cuántas personas han olvidado confiar en Dios? La Iglesia fue fundada por Jesús, a Él debemos confiar la guía en cada sacerdote, obispo y el Papa. Por más imperfecto que seamos sabremos que si permanecemos en el Señor no seremos parte del engaño. Pero hay que examinar a quiénes si conocen a Jesús pero se aprovechan de otros para hacerse pasar por Él.
“Hijos míos, es la última hora. Habéis oído que iba a venir un Anticristo; pues bien, muchos anticristos han aparecido, por lo cual nos damos cuenta que es ya la última hora.
Salieron de entre nosotros; pero no eran de los nuestros. Si hubiesen sido de los nuestros, habrían permanecido con nosotros. Pero sucedió así para poner de manifiesto que no todos son de los nuestros.” (1 de Juan 2, 18-19)
Estos dos versículos de San Juan, resumen los versículos de San Mateo. Porquealerta como ya desde ese momento que hay gente que aparenta ser de Cristo, pero no son.
La carta lo esclarece bien, si fueran de la Iglesia permanecerían en ella. Pocos años después un discípulo de San Juan, San Ignacio de Antioquía llamaba a la Iglesia: Católica. Por lo que en ella está la plenitud de la Verdad. Ellos son los que San Juan dice son de los nuestros, somos nosotros.

Los cristianos serán perseguidos y odiados.

Todo el tiempo hemos sido perseguidos a muerte. Muchos nos traicionarán. Desde los primeros cristianos hay mártires y apostatas.

Otra de las señales es que la caridad se enfriará.

Y otra más, que la Buena Nueva será proclamada en todo el mundo.

Estas señales son ambiguas, pero no por ello se debe relajar el espíritu.
Jesús ha de insistir en que deben estar despiertos porque no saben la hora en que el ladrón vendrá a robar. Tampoco saben a qué hora vendrá el esposo. Si no están listos, el esposo no los reconocerá y serán echados a las tinieblas.
Los apóstoles, movidos por el Espíritu Santo, recorrieron muchos lugares. Querían llevar la Buena Nueva a todo mundo. Porque querían que Jesús regresará. Pues es una de las señales.
Hay muchos versículos de la Biblia que pueden ser utilizados, para darse cuenta que el fin está próximo. San Juan en parte de su carta insiste mucho en quepermanezcan en la enseñanza que se les ha dado, para que el anticristo no los agarre desprevenidos.
“Os he escrito, no porque desconozcáis la verdad, sino porque la conocéis y porque ninguna mentira viene de la verdad.
¿Quién es el mentiroso sino el que niega que Jesús es el Cristo? Ese es el Anticristo, el que niega al Padre y al Hijo.
Todo el que niega al Hijo tampoco posee al Padre. Quien confiesa al Hijo posee también al Padre. En cuanto a vosotros, lo que habéis oído desde el principio permanezca en vosotros. Si permanece en vosotros lo que habéis oído desde el principio, también vosotros permaneceréis en el Hijo y en el Padre, y esta es la promesa que él mismo os hizo: la vida eterna.
Os he escrito esto respecto a los que tratan de engañaros.” (1 San Juan 2, 21-26)
Permanezcan en Él, confíen en Él. San Pío de Pietrelcina da un bosquejo diciendo que nosotros conocemos la parte de atrás del bordado, por eso desconfiamos que sea hermoso.
La insistencia de ser firmes es para que no sean engañados, para que reciban de lo Alto la fuerza y la perseverancia.
Nadie sabe ni el día ni la hora.
jesus con sombras en la cruz fondo

¿QUÉ SE NECESITA PARA SALVARSE?

Fe en Jesucristo. San Pablo recalca la fe para lograr la salvación. Pero tener fe no significa solamente creer, sino hay que vivir de acuerdo a esa fe. Santiago en su carta da la otra parte, pues la fe, sin obras está muerta. La moneda siempre tiene dos caras. La fe y las obras son necesarias para la salvación.

El día del Juicio las sentencias serán puestas de nuevo. Si estabas en el infierno ahí permanecerás. Si estabas en el Purgatorio estás salvado y pasarás al Cielo. Si ya estabas en el Cielo; prepárate porque entonces verás la gloria de Dios.

Hasta ese momento se sabrá porque Dios permitió el mal. Solo en ese tiempo se sabrá cuanto bien sacó.

Quedarán definitivamente respondidas las frecuentes preguntas: ¿Por qué Dios permite la injusticia? ¿Por qué los malos triunfan y los buenos fracasan? La Sabiduría Divina destapará todo aquello que para nosotros no tiene sentido hoy.

Por eso para salvarse se necesita fe, confianza. Y obras. Los santos han sido una guía para conocer la misericordia y el amor de Dios. Ellos como seres humanos han cometido errores, pero también han sabido superarlos. Son un ejemplo de perseverancia en el encuentro hacia Dios.
En el camino al Gólgota, Jesús ha caminado con la cruz, la lleva en su hombro. Ha pasado hambre, pues no ha comido desde el día anterior. Azotado y coronado de espinas. Lleno de llagas, varón de dolores. Sufre, por lo que siente, por lo que oye. Los dolores de Cristo son externos pero también internos.
Y Él nos enseña a que cada vez que caigamos nos levantemos. Él sin tener culpa de nada, fue tratado tan mal; mostrando que si se puede levantarse, por más profundo que sea el dolor o el agujero.
Santa Teresa de Jesús, monja carmelita descalza, nos ha dejado unas hermosas frases convertidas en oración. Que son motivo de recordarnos sobre la salvación. Pero más que el ser premiados o castigados, recuerda que es el amor que nos debe conducir a Jesús, nuestro Dios.
“No me mueve, mi Dios, para quererte

el cielo que me tienes prometido,
ni me mueve el infierno tan temido
para dejar por eso de ofenderte.

Tú me mueves, Señor, muéveme el verte

clavado en una cruz y escarnecido,
muéveme ver tu cuerpo tan herido,
muéveme tus afrentas y tu muerte.

Muéveme, en fin, tu amor, y en tal manera,

que aunque no hubiera cielo, yo te amara,
y aunque no hubiera infierno, te temiera.

No me tienes que dar porque te quiera,

pues aunque lo que espero no esperara,
lo mismo que te quiero te quisiera.”

Y así como nació en un humilde pesebre, volverá. Vendrá a juzgar a vivos y muertos. A llevarnos hacia el Cielo, o lejos de Él.
Amarle a Él, vivir para Él, como si no hubiera infierno, como si no hubiera cielo.Entonces le veremos al que es Amor. En nubes con ángeles y serafines, todo hermoso. Con sus cinco llagas, y reinará por los siglos de los siglos.

san jose de cupertino
Artículo de Cupertino, de Guatemala, Profesor de Arte, Historia y Teología

Fuentes: